Dos letras nunca presentan una coincidencia perfecta

  • 6
    Shares

Es un mito, pero no deja de ser cierto: Hollywood nos engaña. Las películas nos hacen idealizar el mundo simplificándolo hasta límites absurdos. Cualquier profesional te dirá que su trabajo no está bien reflejado en ninguna película. Por supuesto, la pericia caligráfica no se salva de este castigo. Ya hemos hablado en repetidas ocasiones de las barbaridades que se dicen en las películas y series de televisión acerca de la pericia caligráfica. Ayer encontré un caso de coincidencia perfecta de letras en Brooklyn Nine-Nine y me dolió en el alma. Os lo cuento.

Uno de los principios básicos de la grafocrítica indica que de dos firmas exactamente iguales, al menos una de ellas es falsa. Lo mismo se aplica a las letras. Puedes hacer la prueba: escribe en un folio varias veces la misma palabra. Pronto descubrirás que aunque todas tus letras presenten un parecido innegable y gestos tipo más o menos visibles, nunca vas a poder escribir exactamente igual dos veces una grafía. Esto se debe a que no somos máquinas. Cuando escribimos, los músculos de la mano y el brazo se mueven siguiendo las órdenes del cerebro. Pero se trata de un proceso orgánico que va a cambiar ligeramente de un momento a otro. Aunque hagas diez firmas en el mismo momento, todas presentarán inevitablemente pequeñas diferencias.

FOX

¿Pero qué pasa cuando dos textos son una exactamente iguales?

Lo grave en el capítulo 8 de la cuarta temporada de Brooklyn Nine-Nine (El ciclo Skyfire) es que dos policías descubren una posible estafa documental y uno de ellos de un simple vistazo determina que la letra es de una persona, llamémosla Peter. El otro policía le da la razón, aunque al menos reconoce que tienen que enviar los escritos al laboratorio para que los analicen (¡aleluya!). Pero en la siguiente escena ya deciden que el texto lo ha escrito Peter. ¿Por qué? ¡Porque las letras son una coincidencia perfecta! Esto solo podría ocurrir si la letra del autor original se ha copiado y se ha pegado en el nuevo texto. También ocurre en los casos de calco de letras, aunque en estos supuestos en el trazo se suelen apreciar ciertos temblores, dudas, paradas o retardos.

Que nos quede claro: una letra o firma solo es una coincidencia perfecta con otra cuando se ha copiado. Los peritos calígrafos solemos ver estos casos cuando se falsifican cheques o contratos, copiando la firma del pagador de otro sitio y pegándola en el nuevo documento. Por eso es importante tener cuidado con lo que firmamos y cómo firmamos. Pero es otra historia y será contada en otra ocasión. Si han copiado ilegalmente tu firma y han falsificado un documento en tu nombre, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos en todo lo que necesites.

 

© Todas las imágenes son propiedad de FOX, habiendo sido recogidas de Netflix.


  • 6
    Shares